El origen del cepillo de dientes

By adm_albalat 2 semanas ago
Home  /  BLOG  /  El origen del cepillo de dientes

Lo utilizas varias veces al día  y te acompaña en todos tus viajes, pero ¿te has planteado alguna vez sus orígenes?

El hombre ha prestado atención a su dentadura desde el principio de los tiempos y el cepillo de dientes juega un importante papel en ese cuidado. Para los egipcios y los babilonios, allá por el 3.500 a.C. el dentista era una figura predominante dada la atención que prestaban a su dentadura. Entonces ya utilizaban lo que podríamos considerar el primer cepillo de dientes, consistente en una ramita de masticar, generalmente de algún árbol con propiedades antisépticas y no más grande que un lápiz, uno de cuyos extremos se trabajaba o masticaba para poder sacar fibras blandas que permitieran frotar los dientes y remover restos alimenticios sin, en principio, ningún tipo de pasta dentífrica. Tales palitos han sido encontrados en algunas tumbas y perviven aún en algunos lugares.

Desde la época de los romanos se utilizaron también en Europa trozos de tela con los que se frotaban los dientes para lograr su higiene. También se utilizaban mondadientes de plumas de buitre, púas de puercoespín o metales diversos como bronce o plata. Los árabes ya utilizaban varitas de palma de areca con los extremos modelados.

Sin embargo, según la Asociación Dental Estadounidense, el primer cepillo dental tal como lo conocemos hoy, con cuerpo y cerdas, surge en el año 1.498, en China, de la mano de un emperador de la época. Se trataba de mangos de hueso o bambú a los que se ataban cerdas del cuello de cerdos que habitaban en Siberia y China, cuyo frío clima hace que crezcan las cerdas con mayor dureza y consistencia.

Los mercaderes que viajaban a Oriente importaron el cepillo dental chino a Europa; aunque sin mucho éxito, ya que se consideró que estas cerdas eran excesivamente duras e irritantes, con lo que no se consiguió su implantación hasta el siglo XVII pero en una versión más suave y blanda, a base de pelos de caballo u otros animales en la corte francesa, obteniendo un gran éxito y buenos resultados y siendo considerado elemento de lujo.

En 1780, en Inglaterra, William Addis cumplía prisión por disturbios callejeros. La manera de lavarse los dientes entonces era frotarlos con una tela de lino con sal u otras sustancias, pero él decidió buscar una opción más higiénica, para lo que, agujereó un hueso de la cena e introdujo una cerdas conseguidas con un soborno a uno de los celadores, con lo que fabricó el primer cepillo de dientes tal y como hoy lo conocemos.

A principios del siglo XX seguía considerándose elemento de lujo, ya que su mango se fabricaba de marfil y sus cerdas naturales lo encarecían sensiblemente. Pero alrededor de 1.930, con el descubrimiento del nailon, aparecen los primeros cepillos de dientes a base de plástico, lo que abarata su coste y los populariza en consecuencia. El “cepillo milagro”, del Dr. West, de 1938, estaba fabricado a base de púas de seda que lograban una completa y perfecta higiene bucal. En 1961 se fabrica el primer cepillo eléctrico.

Mención aparte merecen los dentífricos: En el antiguo Egipto se trataba de cenizas de excrementos de vaca, que aportaba blancura a sus dientes. Los griegos utilizaban fervientemente como colutorio… la orina! Los árabes, una pasta a base de arena y piedra pómez. Los romanos, una mezcla a base de cáscara de huevo, ostras, huesos, todo ello pulverizado y mezclado con miel y el médico latino Escribonius Largus inventó la primera pasta de dientes a base de miel, vinagre, sal y cristal pulverizado. Y en México una goma muy conocida: el chicle! Fue el Dr. Sheffiels, a fines del siglo XIX quien desarrolló una fórmula que su hijo, observando los tubos de pintura al óleo, envasó en tubos metálicos. Y en 1896, Mr. Colgate la comercializa e introduce en el mercado como la actual pasta dentífrica.

Ah! Y en 1.969 Neil Amstrong se los llevó a ambos de viaje… a la luna!!!

¿Te ha parecido interesante? Si es así, compártelo y no dejes de acudir a tus revisiones periódicas en tu Dentista Valencia

Category:
  BLOG
this post was shared 0 times
 000