¿Fundas o implantes dentales?

By adm_albalat 2 años ago
Home  /  BLOG  /  ¿Fundas o implantes dentales?
Alternativa a las fundas: implantes

¿Me pongo fundas o implantes dentales? Esta es una pregunta que se plantea mucha gente a la hora de solucionar su problema bucodental.  Para tomar una decisión correcta hay que tener en cuenta el caso particular del paciente y un estudio previo por parte de tu Dentista Valencia para orientar al paciente del tratamiento más adecuado para su caso.

En los últimos años los implantes dentales se han extendido, aunque las fundas siguen siendo una alternativa considerable en aquellos casos en los que tras el paso de los años solo se han perdido algunas partes de las piezas dentales, pero se conserva la buena salud del esmalte dental. Las fundas suelen estar hechas de porcelana, cerámica o de circonio, el material más novedoso. Se colocan sobre el diente cuando éste se ha fracturado una parte, bien sea por accidente o por una caries, sin que la raíz se haya visto afectada.

Las fundas dentales se pueden colocar en una sola pieza dental o en varias; es lo que conocemos como puente. Se debe escoger un color de funda que coincida con la tonalidad del resto de la dentadura.  Las fundas son una técnica menos invasiva, puesto que como hemos visto no hay necesidad de taladrar el hueso para colocar una pieza nueva, como sucede con el implante dental. Ésta es una de sus ventajas, al igual que su precio, ya que es bastante menor al de los implantes.

 Los inconvenientes son que las fundas exigen extremar la higiene dental para evitar problemas de aliento al levantarnos. La funda, a largo plazo, se puede acabar notando, ya que la encía tiende a retraerse y el maxilar a mermar, por lo que aparecerán surcos en las comisuras y pliegues. Las fundas también pueden dificultar el morder igual que antes y, en el caso de los puentes, puede ser necesario rebajar las piezas de apoyo, por lo que se puede dar una pieza sana.

Los implantes dentales están hechos de titanio o hidroxiapatita. Entre sus ventajas a tener en cuenta está su duración, que puede ser de 15 años o más, no se mueven y no se aprecia la diferencia con el resto de la dentadura. Están recomendados en los casos de dentaduras en muy mal estado o cuando se ha perdido un importante número de piezas dentales.

El tiempo que transcurre entre la pérdida del diente y el implante no debe ser superior a medio año, ya que se pierde volumen óseo y esto dificultará el anclaje del tornillo. El postoperativo de los implantes dentales puede ser un poco molesto y, en algunos casos, el implante falla, por ejemplo porque la mandíbula no lo tolera. No obstante, su tasa de éxito es muy elevada y el resultado estético es perfecto.

Category:
  BLOG
this post was shared 0 times
 000