Piercings orales: riesgo para la salud dental

By adm_albalat 1 año ago
Home  /  BLOG  /  Piercings orales: riesgo para la salud dental
Problemas de salud bucal con los piercings

El elemento decorativo de origen metálico que muchos jóvenes se colocan en diversas partes del cuerpo, es decir, los conocidos ‘piercings’, pueden tener severas consecuencias para la salud, especialmente si hablamos de los “piercings” orales, los colocados en la lengua, labios, etc.

El principal riesgo que los ‘piercings’ orales suponen para la salud bucal son las infecciones derivadas de su colocación, es decir, en el momento de la perforación. No obstante, existen otros problemas derivados de su presencia en la boca, como rechazos, alergias, dolor, traumatismos en los dientes, etc. Hay que tener en cuenta que se trata de un cuerpo extraño en esta cavidad.  Al mismo tiempo, la boca es una zona especialmente delicada que no favorece una correcta cicatrización de la herida, por lo que supone un destacable riesgo de infección. La propia humedad de la cavidad bucal unida a la presencia de bacterias y a la ingestión de alimentos puede desatar el peligro de infecciones serias.

Además de las consecuencias descritas, otros estudios señalan que los ‘piercings’ orales llevan aparejado la perdida de piezas dentales debido al desarrollo de problemas gingivales graves.  Uno de los problemas más habituales reside en la contracción de las encías, con lo que el diente queda desprotegido, pudiendo llegar a caer.

Lengua y labios

El riesgo de llevar un “piercing” en la lengua estriba en el momento de su colocación, ya que una perforación errónea puede ocasionar daños tanto en la glándula salival como sobre el músculo o sobre un nervio. Por tanto, las consecuencias pueden ir desde una inflamación hasta la pérdida de sensibilidad y sentido del gusto pasando incluso por una hemorragia. Se trata de consecuencias realmente graves para la salud bucal. Además de ocasionar dolor puede generar problemas en el habla y en la masticación.

Por otra parte, los ‘piercings’ situados en los labios también pueden ocasionar daños en las glándulas salivales que pueden derivar en obstrucciones y acumulación de saliva así como inflamaciones en la mucosa labial o en los carrillos, así como traumatismos en los dientes.

Por todas estas consecuencias, la práctica de decorarse la cavidad oral la desaconsejamos todos los odontólogos ya que supone un alto riesgo para la salud.  En el caso de llevarla a cabo es necesario que su instalación la hagan personas con cualificación y con conocimientos de la morfología de la boca para evitar sustos.  A su vez, se recomienda extremar al máximo la higiene tanto con la plena esterilización de los elementos que intervienen en la instalación como en la post colocación. Recomendamos acudir al odontólogo a la mínima señal de inflamación o problema. Finalmente se aconseja visitar al dentista periódicamente con el objetivo de hacer un seguimiento de este cuerpo extraño instalado en la boca y controlar una posible reacción natural del organismo contra él. Podéis encontrar a vuestro dentista en el centro de Valencia en la C/ Cirilo Amorós, 21 bajo.

Category:
  BLOG
this post was shared 0 times
 000