Una sonrisa sin “huecos” gracias al implante dental

By adm_albalat 2 años ago
Home  /  BLOG  /  Una sonrisa sin “huecos” gracias al implante dental
Estudio de implantes dentales

Perder piezas dentales es un hecho común y puede deberse a diversas causas: un deterioro irrecuperable en la misma, un golpe o bien porque por cuestiones genéticas nunca han salido. Estos antiestéticos “huecos” en la dentadura encuentran solución en la implantología dental, que es la rama de la Odontología que se encarga de recuperar estas piezas.

En nuestras dos clínicas dentales, una en Valencia y la otra en Puerto de Sagunto el doctor Salvador Albalat es especialista en implantes dentales y puede ofrecer la mejor solución a este problema tanto estético como de salud.

Los primeros estudios de Implantología empezaron en los años 70 cuando descubrieron que se podrían integrar tejidos naturales como el tejido óseo o medular con otros elementos externos al cuerpo como el titanio. De esta manera, se puede “generar” un diente nuevo implantando un tornillo de titanio tratado en la encía y añadiendo después una prótesis dental igual que el diente natural que falta.

 

Esta prótesis dental se realiza en un laboratorio con unas medidas y unas condiciones muy minuciosas, para que el resultado encaje perfectamente con la línea de dientes del paciente. En los últimos años la implantología ha evolucionado tanto que el diente artificial es totalmente igual en apariencia que uno natural y el paciente lo integrará en su boca sin darse cuenta, ya que no produce ninguna molestia, al contrario, ayuda a masticar mejor.

El tratamiento del implante dental requiere procedimientos complejos técnicamente, por lo que es importante hacer una planificación del mismo y el paciente tendrá que visitar la clínica dental para estudiar bien cada caso, con radiografías y estudio de la dentadura completa. Una vez se ha hecho este estudio, se procede al implante dental. Para colocar un implante el paciente se somete a anestesia local y durante el proceso se le extrae la pieza dañada, -si la tiene-, se la implanta el tornillo de titanio, un conector y una corona. El postoperatorio no es doloroso, pero se puede notar una cierta inflamación leve de la zona.

Los implantes dentales son muy seguros y duraderos en el tiempo, pero es aconsejable acudir a revisiones periódicamente por si se hubiera producido algún desajuste en el implante dental, que es mejor reparar cuanto antes. Estos implantes no son “de quita y pon”, no hay que confundir con una prótesis dental. Un implante se realiza mediante osteointegración, es decir que se integra con el hueso, y una vez colocado es inamovible. Solo se podrá quitar un implante por causas especiales mediante otro tratamiento quirúrgico llamado “rescate”, pero esto ocurre en muy contadas ocasiones. Lo normal es que el implante dental dure de por vida.

Category:
  BLOG
this post was shared 0 times
 100